Archivo para arte argentino contemporaneo

GG: “Los perros también se suicidan por amor”

Texto de B.Vignoli para la muestra “Un día perfecto para el pez banana” de Gabriela Gabelich en Cultura Pasajera: Córdoba 954 – Rosario – Santa Fe – Argentina

GG: “Los perros también se suicidan por amor”
Beatriz Vignoli

“No me mientas / Mentime que me gusta / Los cuerpos no mienten”: tres consignas virales estructuran la obra reciente de Gabriela Gabelich en una triple paradoja que interroga el espacio del síntoma donde se traman perversas relaciones entre la mentira del discurso y la verdad del sujeto. De un sujeto que no encuentra dónde alojar su verdad en un discurso que se ha vuelto puro orden discursivo, cuando no mera mentira o simple discurso político pragmático, siempre cooptado por “lo que conviene decir”.

“No me mientas”

En un par de cuentos de J. D. Salinger y de John Cheever, autores sumamente representativos de la llamada generación silenciosa, Gabelich encuentra un eco a su exploración del espacio sintomático que se abre entre los polos de lo dicho y lo no dicho. Los hombres y mujeres de la generación silenciosa maduraron durante el comienzo de la Guerra Fría, callando toda verdad subjetiva que pudiera resultar inconveniente mientras decían sólo aquello que los demás esperaban oír.

De estos padres nació la generación Jones (los nacidos en la segunda mitad de los ’50 y en la primera mitad de los 60) y la generación X: la de Gabelich, quien, fascinada por la famosa carta suicida de su coetáneo Kurt Cobain, abrió con ella hace tres años una página web de cartas suicidas. Cobain explicaba su decisión alegando que no soportaba tener que seguir fingiendo una felicidad y una pasión que ya no sentía. En un rapto de honradez, rubricando con sangre el valor de la verdad, Kurt se mata. La generación X terminó pareciéndose demasiado a aquellos dos personajes de la saga familiar de Salinger, el veterano de guerra Seymour Glass y su hermano menor Holden Caulfield, para quienes el peor insulto posible era “phony”, es decir: “careta”.

En el escopetazo bien real del líder de Nirvana resuena quizás el mítico tiro del final de Seymour, incapaz de expresar todo lo que calla y cuya contrapartida perfecta, en “Un día perfecto para el pez banana”, es su esposa que no para de hablar por teléfono mientras se pinta las uñas. El parloteo “phony”, “on the phone”, cosmético, puro fetiche oral, puro fonema que recubre y embellece la realidad más que nombrarla o decirla, tiene a un abismo insalvable de distancia a su otro romántico: la experiencia inefable, íntima, secreta, innominada. Abrir ese cofre es la muerte.

O, como dice Nietzsche: “Di tu palabra y hazte pedazos”.

Los backlights que realizó Gabelich desde el 2006 son parientes visuales de esa interminable y banal charla telefónica al comienzo del cuento. Allí GG colecciona clisés profesorales, fragmentos virales del orden del discurso académico cuya única función es incluir al discurso en ese orden, sin aportar nada de contenido y haciendo abstracción del sujeto y su verdad. Son las frases que se pronuncian en un aula universitaria o en una sala de conferencias con esa altisonante voz engolada que es pura institución.

“Mentime, que me gusta”

La ilusión de que en lo reprimido radica un hondo tesoro de significados anímicos y espirituales, la del silencio como una caja de Pandora, la alegoría de una caja negra que se develará en la lectura forense de aquella verdad única, singular y sublime por la que un sujeto estalló y cayó en picada: esa ilusión nos sostuvo sólo mientras callamos.

Porque las nuevas generaciones (que ya no ven por qué mantener la boca cerrada) han descubierto algo aún peor: que el cofre estaba vacío.

“Los cuerpos no mienten”

Contra el habla que miente, la escritura que inscribe. Y la violencia como escritura. “Te quiero tanto que no sé como decirlo”: así empieza una canción del grupo pop español Fangoria. Luego de descartar sucesivamente en pocas estrofas los diamantes, las poesías, las canciones, el matrimonio y el sexo como expresiones verosímiles del amor, concluye: “Yo quiero algo que nos una en cuerpo y alma, algo que sea para siempre y de verdad. Me comeré tu piel, me beberé tu sangre…”.

De la violencia de la escritura y su fuerza de inscripción ya escribía Barthes en su apología del Mayo francés, mientras Lacan pensaba en la verdad y el síntoma del sujeto y Foucault elaboraba su disertación sobre el orden del discurso. El estructuralismo es el horizonte del conceptualismo de Gabelich de la misma forma en que el pop constituye la base de su estética. Una estética que abraza el relativismo pero no lo celebra. Y defiende en cambio lo sublime íntimo, el secreto guardado en el corazón del árbol y sellado con barro. Lo que calló Seymour: esa inefable infinitud cuyo fondo es la muerte.

(Rosario, 27 de julio de 2009)

Anuncios

PREMIO ARTEBA – PETROBRAS DE ARTES VISUALES – SEXTA EDICION – 2009

Tomás Espina ganó con su obra “(habitación quemada) la furia de Léucade” [imágen]

El artista Tomás Espina obtuvo hoy el Premio arteBA-Petrobras de Artes Visuales, distinción que se entregó por sexto año consecutivo y que forma parte del Programa Cultural Petrobras. El galardonado recibió la suma de $ 40.000 por su instalación “(habitación quemada) la furia de Léucade”. El segundo premio, de $20.000, fue otorgado a Leandro Tartaglia por su trabajo “Todos los días”. Juliana Iriart recibió la mención por su su instalación/acción “Usted está aquí”.

Espina nació en Buenos Aires en 1975. Realizó muestras individuales y colectivas tanto en el país como en el exterior. Actualmente exhibe en la muestra colectiva Lo permanente y lo transitorio en el Espacio Cultural de la Embajada de Brasil, Buenos Aires. En el 2008 participó de las siguientes muestras: Urbanidades en C.C. Borges, Buenos Aires; Visions en el Centre Regional d`Art, Montbéliard, Francia; Volaré en Límite Sud, Buenos Aires. En 2007 fue parte de Ignitions, Panamerican Art Proyect en Miami, Estados Unidos y realizó la muestra Pampa, ciudad y suburbio en IMAGO, Buenos Aires. En 2004 realizó Instictive, una muestra en Andrea Rosen Gallery en Nueva York, Estados Unidos. En 2002 participó de la 2ª Bienal de Arte, Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires. Obtuvo reconocidos premios, entre ellos, Premio Banco Ciudad, Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires (2002); 50 BECAS, Secretaría de Cultura de la Nación (ACA) Atlantic Center of Art Fundation, EEUU (2004).

+INFO:

PREMIO ARTEBA-PETROBRAS DE ARTES VISUALES
SEXTA EDICION – 2009

http://www.artfornews.com

FACA, QUE HICISTE FACA?? DE ARTISTA A CRIMINAL??

Arte en las calles rosarinas.

Pinche Empalme Justo, la obra que despertó las iras de Multicanal, hoy forma parte de un museo.
En un mundo donde los abusos de todo tipo, físicos, síquicos [con o sin p como les guste se la agregan a gusto], sociales y mil etceteras están a la orden del día, como un menú casi obligatorio, que algo de esto esté afectando a Fabricio Caiazza no debería ser noticia.

Pero este hombre esta privado de LIBERTAD, no, no está preso en lo que conocemos como una cárcel pero no puede salir de su país, es lo mismo, la cárcel es un poco mas grande.

Pero por sobre todas las cosas no tiene libertad de pensamiento y creación y mucho menos de expresión.

Pero por sobre todas las cosas donde las supuestas autoridades [o reales autoridades para lo que les conviene], donde los supuestos gobiernos [o reales gobiernos también según conveniencia].

Pero por sobre todas las cosas en un mundito donde la supuesta justicia [o real justicia según conveniencia]

Pero por sobre todas las cosas en un mundo donde los supuestos dirigentes [y aquí si no hay reales], parecen mas aprendices en una escuela de conducción, la imágen -y el que no la quiera ver no vive en el mismo mundo donde yo vivo o es ciego y sordo- es tal cual, quien se monta por vez primera en un vehículo, acelera al máximo, de repente una frenada y en ocasiones aun sin frenar dan una marcha atrás [reversa], maniobra que es dificil para gente normal, coherente y con cierta lógica pero así se nos presentan estos individuos que otros, no se si ilusos, estúpidos, aunque lo mas probable dada las características y sintomatología presentada parecen masoquistas o de lo contrario, sabrá Dios afectados por que clase de virus raro, los escogen para que los manden, para que esos individuos que hacen todo lo contrario a lo que dicen que van ha hacer en esas… esas manifestaciones populares que son ya rutinarias y casi diarias, ya no hay descanso, porque cuando no se eligen a unos se eligen a otros y los burros van y hacen filita a echar un papel dentro de una caja casi como los que van a una peregrinación o ha cumplir una promesa a un santo o deidad religiosa, con la esperanza puesta en un especimen, no se si animal o no pero seguro sin concepto, ni convicciones, ni nada que sea medianamente positivo para no digo el ser humano, sino para el mundo entero con todo y piedras, plantas, animales humanos y no humanos.

Pero por sobre todas las cosas, en este mundito, hay en un paisito y un ARTISTA que se le ocurrió hacer una obra de arte, una instalación, para peor, conceptual [y que carajo sabe un juez o ciertas empresas, de arte, de arte nada mas saben que es una palabra con cuatro letras que en muchas ocasiones les sirve solo para evadir sus obligaciones impositivas y llenar egos que para otra cosa], este ARTISTA y esta OBRA no son casualmente el caso, este ARTISTA y esta OBRA, tienen un concepción, una idea muy diferente de la palabra ARTE y sobre todo muy diferente al de efectismo inmediato de embellecer [elemento muy recurrente en muchos artistas y muchas obras en la actualidad], fue una obra creada por la imagenería con elementos referenciales, el artista se apropia de elementos de la realidad, de su realidad inmediata [por cierto innegables] los que son recreados, transformados, agregando elementos propios del artista, que hacen de la obra una una ironia, una satira del diario vivir, y sobre todo de la relación productor-consumidor y la influencia del marketing. De ahí parte la idea equivocada de que “Pinche Empalme Justo” como tal sea un objeto, elemento de incitación a la criminalidad o que el propio artista tenga la intención de incitar ha actos delictivos, muy alejados de la realidad estos individuos, tanto los representantes de la entidad privada como los de la justicia.

A la empresa privada demandante le aconsjamos que siga los pasos y acciones de muchas empresas que si apoyan de manera real las actividades artísticas, artistas e instituciones e incitan a la libre creatividad, a la libre expresión del pensamiento como debería ser en una sociedad justa con “justicia” “justa”.

Pero que sucede, la mediocridad, falta de imaginación, nula creatividad, nula sensibilidad, ausencia total de conocimientos de arte, hacen que la OBRA para determinados intereses, se transforme en un “objeto criminal” porque “afecta” los intereses de ciertas instituciones públicas y/o privadas, en este caso seguro la empresa privada , sin mucho esfuerzo, convenció al supuesto hombre de la supuesta justicia, de que si la gente se le engancha afecta sus ingresos y seguro afectará los ingresos del “gobierno”, ojo del “gobierno”, no del “ESTADO”, porque el ESTADO es quien paga tanto a uno como a otro [el ESTADO, es decir la gente común y corriente es quien consume y paga y por tanto es quien hace posible la existencia de la empresa privada y de los señores como este juez ]… ESTADO que también se come los abusos de muchos de estos supuestos afectados, que no se por qué cosa rara del destino nunca son los reales afectados y si siempre los bien defendidos y beneficiados.

Pero que le importa a esa empresa la justicia sino sus propios intereses y a ese señor “juez”, mucho menos, poco puede importarle a ese señor juez u otro lo que debe hacerse con la justicia, si ese mismo señor-juez es capaz de soltar un delincuente que tiene frente a sí, delincuente que puede ser incluso un asesino confeso pero aunque se tienen las pruebas, éstas son entregadas a la “justicia” de la forma equivocada, porque un bendito papel o libraco que manda por sobre todas las cosas dice que aunque usted tenga un asesino frente a si, por ser determinado tipo de profesional no puede violar el “secreto profesional” y no puede denunciar un delincuente. Así estamos!!

Pero bueno así están dadas las cosas en este mundito nuestro, los criminales, delincuentes, asesinos, no solo andan sueltos en las calles sino que muchos nos están gobernando por consentimiento nuestro, nosotros [deberia excluirme porque no creo en las ridiculas votaciones] pero bueno, metiéndome en el montón, retomo, nosotros, somos quienes legalizamos a estos individuos y sus acciones.

Así que nosotros somos tanto o mas responsables de que este ARTISTA esté siendo tratado como un verdadero delincuente, como un delincuente que incita a actos ilegales, seguro como un delincuente de alta peligrosidad, seguro como delincuente que afecta los intereses de la nación y por esa razón no puede abandonar su país.

Que vamos ha hacer, vamos a quedarnos de brazos cruzados??

Anexo un artículo que se publicó en el periódico argentino CRITICA DE LA ARGENTINA.

UNA INSTALACIÓN POLÉMICA LLEGA AL CASTAGNINO + MACRO DE ROSARIO

Ahora dicen que colgarse del cable es arte.

El artista Fabricio Caiazza explicaba en una obra de 2005 cómo ver gratis la televisión paga. Multicanal se sintió dañada y le inició juicio. Cuatro años más tarde, la obra forma parte de la colección de un museo, pero su creador no puede salir del país.

Rosario está marcando un impactante hito judicial: hace cuatro años una obra de arte está siendo analizada penalmente por un juez local. El conflicto se hizo público hace dos días cuando la nota de una rosarina, Virginia Giacosa, alertó este asunto que parecía dormir en los tribunales. Sucede que un artista argentino de 34 años llamado Fabricio Caiazza realizó, junto al colectivo Cateaters, una intervención urbana multimedial llamada Pinche Empalme Justo que propone colgarse de un servicio de canal de cable. La presentó en marzo de 2005 en Rosario con un stand que ilustraba una estupenda promoción para colgarse del cable sin problemas. Además, repartió volantes con magníficas ofertas delirantes e hizo un sitio web. Siete meses después, la obra se presentó en un juzgado. La empresa Multicanal S.A. se sintió afectada por el mensaje y demandó al autor. El motivo de la demanda fue que la “obra instigaba de forma pública a cometer delitos”. Por eso, hace exactamente cuarenta y tres meses, el juez Octavio Barbero, amparado en las leyes de la Constitución, estudia una obra de arte.

LA MENTIRA. Aunque es cierto que la obra de Caiazza sugiere, con lenguaje artístico, el mejor método para colgarse al cable sin abonar un solo peso, para transmitir el mensaje, Caiazza sólo utiliza la imaginación. El stand publicita maniobras falsas, los folletos dan ofertas apócrifas y el sitio web promueve instrucciones cómicas que no sacaron risas en Multicanal. Los abogados de la empresa piensan que con esa propuesta artística se brindan las armas para que alguien se enganche al cable.

La víctima de todo este escándalo ha sido el artista. Este ciudadano argentino vivía tranquilamente en Barcelona cuando le informaron que tenía una orden de arresto verídica. Volvió nervioso y se encerró con abogados a preparar su defensa. Ya ha tenido que dar dos veces su testimonio, en el cual ha debido aclarar un concepto ancestral: el arte es imaginario, señor juez. Lo cierto es que el hombre hoy no puede salir de la Argentina.

ATRAPADO. “Es absurdo”, dice ahora Caiazza. Y agrega: “Si me juzgan a mí, deberían juzgar al director de cualquier película en que haya un asesinato”. Su frase parece tan acertada que el abogado del artista ha puesto como argumento de la defensa la película Nueve reinas. En esa película se explican cinematográficamente numerosas técnicas para estafar. Y, hasta el momento, Ricardo Darín y Gastón Pauls gozan de libertad. “No puedo creer –continúa Caiazza– que una obra que está enmarcada en el campo de la ficción le haga perder el tiempo a un juez por tres años”. Y es así. La obra que debió ser criticada por los expertos ahora se critica en el juzgado de instrucción Nº 13 de Rosario. Entonces, el artista desliza un pálpito: “Se lo están tomando de modo personal”.

Los dardos apuntan al sumariante de la causa, Santiago Madile, un artista plástico que trabaja el arte dibujando ceniceros al lápiz. No trabaja la acción de arte urbana. De modo que late la posibilidad de que en los tribunales de Rosario se esté produciendo una batalla de egos artísticos.

“Es absurdo. Todo esto es absurdo”, repite Caiazza, quien ha recibido apoyo de movimientos artísticos y hasta de León Ferrari. “Yo juego con la retórica del marketing. Sólo quería referir una forma popular que la gente tiene de conectarse a la información”. Hoy, la obra presenta dos caras: Pinche Empalme Justo ha sido adquirida por estos días por el Museo Castagnino + Macro de Rosario, pero la demanda contra el artista Caiazza se encamina a un juicio. Tal vez, dentro de un tiempo, los tribunales de Rosario alcancen ese incómodo hito y pasen a la historia por penalizar la imaginación.

el enlace al artículo: http://www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=24356

La imágen es propiedad del periodico o del articulista, forma parte del artículo original el cual puede verse en el enlace anterior.

IMOLA – ACEVEDO – KAMPELMACHER | CULTURA PASAJERA

9 de marzo de 2009 a las 19:30 hasta 07 de mayo de 2009 a las 20:00

Arrancamos nuestas actividades del año.

Fabiana Imola,(Rosario) interviniendo en el CUBO
Eladia Acevedo, (Rosario) en espacio Ribuar con objetos
Cynthia Kampelmacher, (Buenos Aires) interviniendo la vitrina.


CULTURA PASAJERA

Pje. Pam
Córdoba 954
Rosario, Argentina

+INFO

Teléfono: 03414488270
culturapasajera@yahoo.com.ar

"Rohayhu" Chiachio & Giannone | RUTH BENZACAR

“Rohayhu” Chiachio & Giannone
“Bordados, porcelanas y pintura”

Fecha y hora de inicio: el miércoles, 18 de marzo a las 19:00

Finalización: el Sábado, 02 de mayo a las 13:00

Galería Ruth Benzacar

lee la entrevista que les hizo Mariano Mayer para NEO2 a LEO CHIACHIO & DANIEL GIANNONE

+INFO:
en el blog de LEO & DANIEL

GALERIA RUTH BENZACAR
http://www.ruthbenzacar.com

Premio Estímulo de Fotografía "Francisco Ayerza”

El Premio Estímulo de Fotografía “Francisco Ayerza” fue instituido por la Academia Nacional de Bellas (ANBA) Artes en 2002, junto con el Automóvil Club Argentino (ACA), con un amplia convocatoria a fotógrafos profesionales y aficionados, utilizando como tema básico al automóvil. En 2007, el ACA se desvinculó del evento, y la ANBA resolvió continuar con el concurso, ahora mediante tema abierto. Los premios incluyen la adquisición de las obras. Los trabajos que obtienen el Primer y Segundo Premio ($8.000 y $ 3.000, respectivamente) son donados por la ANBA a un museo nacional o provincial que cuente con fototeca, o bien a una institución dedicada a difundir el arte fotográfico en el país.

Primer Premio (adquisición): Julio Enrique Fuks (Sebregondi). [foto]
Segundo Premio (adquisición): Ana Verónica Ballestrini (Santos).
Menciones: Ludovico Consentido Lombardi (Sebastián); Laura San Martín (Vilna), y Nicolás Mateo Trovato (Antonio).

Además, se expondrán obras de Victoria Falk (Ofelia), Ezequiel Mazariegos (Estenopo), Luciana Betesh (Lucette Durmanov), Alejandro Dami‡n Lipszyc (Custodio Méndez), Roberto Angel García (Tango), Gabriela Francone (Ulises), Javier Mazzeo (Magenta), Ignacio Vázquez (Malaver), Flavio Nóbile (Franco Fontana), Carolina Molinari (La Titi), Mariano Brizzola (Viernes), Nicolás Oks (Laokza), Osvaldo Favio Navoni (Cassander), Ana Carola Abalos (Pescadora), Jorge Eduardo Rosas (Geo).