Archivo para arte argentino

GG: “Los perros también se suicidan por amor”

Texto de B.Vignoli para la muestra “Un día perfecto para el pez banana” de Gabriela Gabelich en Cultura Pasajera: Córdoba 954 – Rosario – Santa Fe – Argentina

GG: “Los perros también se suicidan por amor”
Beatriz Vignoli

“No me mientas / Mentime que me gusta / Los cuerpos no mienten”: tres consignas virales estructuran la obra reciente de Gabriela Gabelich en una triple paradoja que interroga el espacio del síntoma donde se traman perversas relaciones entre la mentira del discurso y la verdad del sujeto. De un sujeto que no encuentra dónde alojar su verdad en un discurso que se ha vuelto puro orden discursivo, cuando no mera mentira o simple discurso político pragmático, siempre cooptado por “lo que conviene decir”.

“No me mientas”

En un par de cuentos de J. D. Salinger y de John Cheever, autores sumamente representativos de la llamada generación silenciosa, Gabelich encuentra un eco a su exploración del espacio sintomático que se abre entre los polos de lo dicho y lo no dicho. Los hombres y mujeres de la generación silenciosa maduraron durante el comienzo de la Guerra Fría, callando toda verdad subjetiva que pudiera resultar inconveniente mientras decían sólo aquello que los demás esperaban oír.

De estos padres nació la generación Jones (los nacidos en la segunda mitad de los ’50 y en la primera mitad de los 60) y la generación X: la de Gabelich, quien, fascinada por la famosa carta suicida de su coetáneo Kurt Cobain, abrió con ella hace tres años una página web de cartas suicidas. Cobain explicaba su decisión alegando que no soportaba tener que seguir fingiendo una felicidad y una pasión que ya no sentía. En un rapto de honradez, rubricando con sangre el valor de la verdad, Kurt se mata. La generación X terminó pareciéndose demasiado a aquellos dos personajes de la saga familiar de Salinger, el veterano de guerra Seymour Glass y su hermano menor Holden Caulfield, para quienes el peor insulto posible era “phony”, es decir: “careta”.

En el escopetazo bien real del líder de Nirvana resuena quizás el mítico tiro del final de Seymour, incapaz de expresar todo lo que calla y cuya contrapartida perfecta, en “Un día perfecto para el pez banana”, es su esposa que no para de hablar por teléfono mientras se pinta las uñas. El parloteo “phony”, “on the phone”, cosmético, puro fetiche oral, puro fonema que recubre y embellece la realidad más que nombrarla o decirla, tiene a un abismo insalvable de distancia a su otro romántico: la experiencia inefable, íntima, secreta, innominada. Abrir ese cofre es la muerte.

O, como dice Nietzsche: “Di tu palabra y hazte pedazos”.

Los backlights que realizó Gabelich desde el 2006 son parientes visuales de esa interminable y banal charla telefónica al comienzo del cuento. Allí GG colecciona clisés profesorales, fragmentos virales del orden del discurso académico cuya única función es incluir al discurso en ese orden, sin aportar nada de contenido y haciendo abstracción del sujeto y su verdad. Son las frases que se pronuncian en un aula universitaria o en una sala de conferencias con esa altisonante voz engolada que es pura institución.

“Mentime, que me gusta”

La ilusión de que en lo reprimido radica un hondo tesoro de significados anímicos y espirituales, la del silencio como una caja de Pandora, la alegoría de una caja negra que se develará en la lectura forense de aquella verdad única, singular y sublime por la que un sujeto estalló y cayó en picada: esa ilusión nos sostuvo sólo mientras callamos.

Porque las nuevas generaciones (que ya no ven por qué mantener la boca cerrada) han descubierto algo aún peor: que el cofre estaba vacío.

“Los cuerpos no mienten”

Contra el habla que miente, la escritura que inscribe. Y la violencia como escritura. “Te quiero tanto que no sé como decirlo”: así empieza una canción del grupo pop español Fangoria. Luego de descartar sucesivamente en pocas estrofas los diamantes, las poesías, las canciones, el matrimonio y el sexo como expresiones verosímiles del amor, concluye: “Yo quiero algo que nos una en cuerpo y alma, algo que sea para siempre y de verdad. Me comeré tu piel, me beberé tu sangre…”.

De la violencia de la escritura y su fuerza de inscripción ya escribía Barthes en su apología del Mayo francés, mientras Lacan pensaba en la verdad y el síntoma del sujeto y Foucault elaboraba su disertación sobre el orden del discurso. El estructuralismo es el horizonte del conceptualismo de Gabelich de la misma forma en que el pop constituye la base de su estética. Una estética que abraza el relativismo pero no lo celebra. Y defiende en cambio lo sublime íntimo, el secreto guardado en el corazón del árbol y sellado con barro. Lo que calló Seymour: esa inefable infinitud cuyo fondo es la muerte.

(Rosario, 27 de julio de 2009)

Anuncios

El Tigre Celeste – Y Gallery || NEW YORK

Hasta el 28 de Marzo, Y Gallery de New York, presenta “desde Argentina: Galería El tigre Celeste” una exhibición grupal curada por la directora del tigre Celeste, Carmen Ferreyra. Esta exhibición es parte del Gallery Trade Program, dedicado a intercambiar espacios con otras galerías y colectivos artísticos de diferentes ciudades del mundo.

Para esta ocasión, la curadora Ferreyra elige siete artistas jóvenes: los argentinos Catalina León, Nicolás Mastracchio, Celeste Najt, Luciana Rondolini, Nicolás Sobrero, y Tamara Villoslada, y de Chile, Cristián Velasco. Enfocándose en la era de la tecnología digital para los procesos creativos, y basándose en la sobreexposición de las relaciones establecidas en Internet – Facebook, MySpace, Fotolog –, y las culturas de la calle – carteles y graffiti –, Ferreyra explica “los elegí porque representan la nueva ola de artistas emergentes en Buenos Aires y Santiago. A través de sus expresiones visuales, simbolizan la manera en la que actualmente nos comunicamos e interactuamos. Ellos comparten conceptos similares, que los vinculan a nivel personal, acercándose al observador, porque hablan el mismo lenguaje.”

Estos artistas han exhibido en diferentes ciudades de América Latina, Europa y los Estados Unidos, y sus obras pueden ser encontradas en diferentes colecciones, incluyendo el MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), y las colecciones privadas de Luciano Benetton y Windsor y Newton.

Fundado en Buenos Aires, Argentina, en diciembre del 2006, El tigre Celeste busca crear un nuevo espacio para la escena artística sudamericana, rompiendo los las estructuras actuales del mercado, muchas veces inaccesibles para el artista de los países en vías de desarrollo. Este proyecto ha expandido su portfolio de artistas contemporáneos, mayormente de Argentina y Chile, y ha abierto oficinas en Buenos Aires y Williamsburg, Nueva York.

+INFO:

Y Gallery
32-70 calle 85, esquina Northern Blvd., Queens

http://www.tigreceleste.com/

UNA LARGA VIDA POR EL ARTE || A pesar de la crisis, el arte tiene mucho crédito

Eduardo Costantini piensa que la fórmula expositiva lograda con la colección Banamex es “ideal”, y la palabra alude a la relación costo-beneficio, tan tensa en estos días de corridas cambiarias y elecciones súbitas. Esta oportunidad de ver los Rivera, Tamayo, Covarrubias, Frida y compañía procedentes de una de las mayores colecciones de México (cerca de 4000 obras) es posible porque hay un banco que banca.

La relación de la banca con el arte encuentra su expresión más alta en los florentinos Medicis, banqueros y mecenas que le brindaron a Miguel Angel la oportunidad de esculpir las figuras colosales para la tumba familiar. En los tiempos más cercanos, el campeón del impulso al arte contemporáneo fue el suizo UBS, sponsor oficial de la feria de art Basel, la feria más prestigiosa del planeta, que celebra este año su 40a. edición. Un número redondo en un momento delicado porque la banca suiza enfrenta el riesgo de eliminar su mayor fortaleza: el secreto bancario.

Las alianzas se multiplican. A pesar de la crisis, el arte tiene crédito. En pocos días, Diego Costa Peuser inaugurará en Miami la séptima edición de Arte Américas, con el apoyo de Merrill Lynch, integrada, desde la caída de Lehman Brothers al Bank of America. Es conocida y valorada la colección del Deutsche Bank, pilar del desarrollo del arte joven alemán.

El Banco de Galicia apoyó en arteBa los homenajes a grandes artistas e invirtió en programas de capacitación y recuperación edilicia en el Centro Cultural Recoleta. El banco Ciudad tiene una importante colección de arte argentino y es noticia hoy por las gigantografías de arte actual que cubren la fachada frente al Obelisco. Pero hay más: cuando Aníbal Jozami fue director del Ciudad, se instituyó un premio que fue factor dinamizador y legitimador, como antes lo había sido el Premio Banco Nación, con Jorge López Anaya en la dirección, que lanzó al estrellato a Jorge Machi.

En materia de premios, un paso adelante fue el dado por Martín Redrado al decidir, dos años atrás, que la autoridad monetaria de un país debía tener su colección de obras de arte, tal como suceden en países donde la corrida cambiaria no es rutina. Hoy tiene en carpeta un proyecto interesantísimo de cara al Bicentenario, que puede asociar para siempre al arte con el papel moneda.

Y no es menos interesante la iniciativa de Emilio González Moreno, del banco Patagonia, al impulsar el proyecto Hormiga Argentina, del crítico y curador Renato Rita. En formato de página web lleva información sobre arte y obras a los empleados del banco. Así, la hormiga argentina va en busca de nuevos horizontes siempre de la mano de Renato Rita haciendo su camino con la paciencia que la caracteriza.

ALICIA ARTEAGA

aarteaga@lanacion.com.ar

Si desea acceder a más información, contenidos relacionados, material audiovisual y opiniones de nuestros lectores ingrese en : http://www.lanacion.com.ar/cultura/nota.asp?nota_id=1109266

Copyright S. A. LA NACION 2009. Todos los derechos reservados.

IMOLA – ACEVEDO – KAMPELMACHER | CULTURA PASAJERA

9 de marzo de 2009 a las 19:30 hasta 07 de mayo de 2009 a las 20:00

Arrancamos nuestas actividades del año.

Fabiana Imola,(Rosario) interviniendo en el CUBO
Eladia Acevedo, (Rosario) en espacio Ribuar con objetos
Cynthia Kampelmacher, (Buenos Aires) interviniendo la vitrina.


CULTURA PASAJERA

Pje. Pam
Córdoba 954
Rosario, Argentina

+INFO

Teléfono: 03414488270
culturapasajera@yahoo.com.ar

CENTRO CULTURAL MOCA | NUEVO ESPACIO

MUESTRA INAUGUARAL
“DESDE LA CAVERNA”

El jueves abre sus puertas el Centro Cultural MOCA, un nuevo espacio en el sur de Buenos Aires que estará dedicado a exhibir arte contemporáneo. La muestra inaugural,
«Desde la caverna», curada por Ana María Battistozzi presenta obras de León Ferrari,
Luis Felipe Noé, Eduardo Stupía, Florencia Rodríguez Giles, Mónica Millán, Viviana Blanco, Leila Tschopp, Diana Lebensohn, Andrés Aizicovich, Horacio Zabala y Marcelo Grosman.

CENTRO CULTURAL MOCA
MONTES DE OCA 169 / BARRACAS

http://www.ccmoca.com.ar

Premio Estímulo de Fotografía "Francisco Ayerza”

El Premio Estímulo de Fotografía “Francisco Ayerza” fue instituido por la Academia Nacional de Bellas (ANBA) Artes en 2002, junto con el Automóvil Club Argentino (ACA), con un amplia convocatoria a fotógrafos profesionales y aficionados, utilizando como tema básico al automóvil. En 2007, el ACA se desvinculó del evento, y la ANBA resolvió continuar con el concurso, ahora mediante tema abierto. Los premios incluyen la adquisición de las obras. Los trabajos que obtienen el Primer y Segundo Premio ($8.000 y $ 3.000, respectivamente) son donados por la ANBA a un museo nacional o provincial que cuente con fototeca, o bien a una institución dedicada a difundir el arte fotográfico en el país.

Primer Premio (adquisición): Julio Enrique Fuks (Sebregondi). [foto]
Segundo Premio (adquisición): Ana Verónica Ballestrini (Santos).
Menciones: Ludovico Consentido Lombardi (Sebastián); Laura San Martín (Vilna), y Nicolás Mateo Trovato (Antonio).

Además, se expondrán obras de Victoria Falk (Ofelia), Ezequiel Mazariegos (Estenopo), Luciana Betesh (Lucette Durmanov), Alejandro Dami‡n Lipszyc (Custodio Méndez), Roberto Angel García (Tango), Gabriela Francone (Ulises), Javier Mazzeo (Magenta), Ignacio Vázquez (Malaver), Flavio Nóbile (Franco Fontana), Carolina Molinari (La Titi), Mariano Brizzola (Viernes), Nicolás Oks (Laokza), Osvaldo Favio Navoni (Cassander), Ana Carola Abalos (Pescadora), Jorge Eduardo Rosas (Geo).